• Home
  • Sistema Educativo Finlandés

CLUB DE PERIODISMO: SISTEMA EDUCATIVO FINLANDÉS

Cuando hablamos sobre la educación en los países, eventualmente se tiene que hablar de Finlandia y esto se debe a que su sistema educativo es considerado el mejor, según el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) en su informe 2003.

Sin embargo, Finlandia no siempre tuvo el mismo sistema educativo. A comienzos de 1958, este país tenía un sistema “elite”: A la edad de once años (primaria) se escogían a los mejores alumnos y solo estos podían continuar la escolaridad general, primero en un instituto (durante cinco años) y luego, eventualmente, con tres años en bachillerato. Asimismo, la mayoría de niños y niñas seguían dos años suplementarios en la escuela primaria.

Hasta 1972, al menos la mitad de los alumnos no hacía estudios secundarios. La mayor parte de los hijos de familias modestas dejaba la escuela en torno a los 13 o 14 años para trabajar o recibir una formación profesional.

Pero en 1978 se dio una reforma drástica en su sistema educativo, donde la enseñanza se basa en el derecho a no tener que elegir. “No hace falta porque todas las escuelas son públicas y de calidad", explica Pasi Sahlberg, pedagogo finlandés, afincado en la Universidad de Harvard.

En Finlandia "no publicamos rankings, ni hacemos pruebas estandarizadas, ni exámenes nacionales", dice Janne Varjo, experto en la Sociología de la Educación de la Universidad de Helsinki. "Las autoridades saben cuál es la mejor escuela, pero no lo dicen públicamente; esto es necesario para evitar la segregación y la polarización escolar”, acota el especialista.

Lo que llama la atención en Finlandia es la elevada calidad uniforme de las escuelas. Según PISA, la variación de resultados entre los centros finlandeses, es solo del 6%, frente al 18% en Canadá, el 23% en EEUU y el 30% en el Reino Unido. "Esta escasa variación hace que los padres finlandeses no tengan que estar preocupados respecto a la calidad de las escuelas en su barrio", señala Sahlberg.

En el manejo de áreas del conocimiento puntuales como matemáticas y ciencias, la escasa competencia del sistema finlandés coincide con niveles bajos de estrés en el aula. El 7% de los alumnos finlandeses asegura sentir ansiedad cuando trabaja en tareas de matemáticas en casa, frente al 52% de Japón y el 53% de Francia. Aunque países como Singapur y Corea del Sur logran mejores resultados que Finlandia en este aspecto, los niveles de estrés juvenil en estos países asiáticos son peligrosamente altos.

 


Miljenko Cindrich
Segundo de Bachillerato
Club de Periodismo y Debate

Mapa del sitio