Artículos

Confiar en la esposa y en el esposo; en los hijos; en los amigos; en quienes colaboran con nosotros en el trabajo; en quienes nos extienden la mano para apoyarnos; en la persona que trabaja en nuestra casa, ayudando en las tareas domésticas…; en Dios.

Y confiar…, en nosotros mismos; en todo lo que podemos hacer. Enhamed Enhamed, está considerado como el mejor nadador paralímpico de la historia. Este atleta tiene un espectacular palmarés con treinta y siete medallas, repartidas en doce años de carrera profesional, y entre las que destacan, ocho campeonatos del mundo, tres europeos, y cuatro medallas de oro en tres Juegos Olímpicos.

Él dice que: “La mayor discapacidad es la falta de confianza en uno mismo”. Y cómo no creerle. Ha conseguido tanto…, estando ciego. Él dice: “No creo en los sueños, los sueños no tienen fecha; yo tengo planes”. Y añade: “La pasión de mi vida, es descubrir cómo aprendemos a convertirnos, en las personas que queremos ser”.

Es necesario confiar en la gente; pero al mismo tiempo, se debe emprender una acción educativa, para que todos sepan qué hacer y por qué hacerlo. Además de confiar en los demás, se precisa tener confiabilidad; es decir, ser digno de la confianza de los demás.

Con nuestros hijos: hay que descubrir en ellos, todo lo mejor que tienen; las posibilidades futuras; las capacidades que pueden desarrollar. Para conseguir esto, hay que conocerlos bien, y confiar en ellos.

Sentir que se confía en uno, es la mayor motivación que tiene el ser humano para hacer bien, todas sus actividades.

Saludos,

Departamento de Familia