Artículos

Muchas veces hemos escuchado que, cuando estemos en problemas, y pensemos resolverlos de no tan buenas maneras, contemos hasta 10. ¿Le ha pasado? Pues bien, yo le digo, no cuente hasta 10 sino hasta 20.

Hace algún tiempo, un gran amigo, un profesor que recién empezaba su labor en el Colegio, comenzó a elevar la voz en el aula. Se escuchaba hasta mi oficina, que estaba situada cerca de la clase.

Me paré tranquilo, fui hasta el aula, lo miré y le pedí que saliera un momento para hablar conmigo. Le dije: …, no grites. Cuando tengas un problema en la clase cuenta hasta 20 y respira. Pasó el tiempo, y este buen profesor me recordaba después de algunos años, cuánto bien le había hecho contar hasta 20, cuando tenía alguna dificultad en el Colegio o en la casa.

Hagámoslo nosotros también. Contemos hasta 20, y mientras contamos, pensemos en que esa persona que está frente a nosotros, o ese grupo de personas que nos miran, sólo están esperando que nos calmemos, sonriamos, y sigamos con la actividad que estábamos realizando.

Y veremos que contar hasta 20, en los momentos difíciles, da muy buen resultado. Hasta el próximo lunes.

Saludos,

Departamento de Familia