Artículos

Dos estudiantes brillan en Física y Matemáticas

Hugo Cañarte La Mota, de 18 años, y Santiago Manzur Pólit, de 17, ambos alumnos de tercero de bachillerato del colegio Torremar, se destacaron en la XVII Olimpiada Iberoamericana de Física y XVIII Olimpiada de Matemáticas, desarrolladas en República Dominicana y Panamá, respectivamente, en la última semana de septiembre.

Hugo obtuvo medalla de bronce, la primera en el país en este tipo de competencia; mientras que Santiago se adjudicó diploma de honor, que se entrega a quienes realizan un excelente trabajo, pero que no alcanzan a llevarse una presea.

Los estudiantes son compañeros de cursos y amantes de los experimentos y números, que fueron seleccionados por sus profesores para que representen al colegio y país en estas dos competencias académicas internacionales.

Hugo es extrovertido y ha participado en varios intercolegiales, en los que la física y las matemáticas han sido las protagonistas. En cambio, Santiago es introvertido, pero al igual que su compañero gusta de las mismas asignaturas y también ha representado al plantel en eventos relacionados con estos temas, en los cuales ha tenido resultados positivos.

Durante la última semana de septiembre, mientras el resto de sus compañeros de aula se preparaba para rendir el examen del primer quinquemestre, los dos jóvenes entrenaban duramente en sus respectivas áreas. Lo hicieron por separado y con diferentes profesores, quienes trataron de abarcar los temarios que se abordan en las competencias iberoamericanas, muchos de ellos no contemplados en la malla curricular de tercero de bachillerato.

«Fueron días de prácticas muy duras que alcanzaban hasta diez horas diarias. Incluso tuvimos que irnos a una playa para concentrarnos mejor», cuenta Hugo, quien está feliz de haber logrado este triunfo que se lo dedica a sus padres, «quienes me han apoyado siempre», así como a sus profesores «que han sabido guiarme por el sendero del éxito».

La prueba de Física tuvo dos fases: una experimental (en laboratorio) y otra teórica ( ejercicios) que se realizan en días diferentes. La una dura dos horas y la otra cinco, ambas abordan temas como corriente eléctrica, campo magnético, electromagnetismo, ondas electromagnéticas, física cuántica y relatividad.

«Cuando vi la prueba supe que podía completarla en el tiempo establecido y lograr un buen puntaje. Aunque obtuve 34/50, estuve a solo 10 puntos menos de quien se llevó la medalla de oro», indica orgulloso el joven, quien además tuvo tiempo para hacer buenos amigos y conocer lugares turísticos de República Dominicana.

«Cuando llegamos al torneo, los participantes nos veíamos como rivales; pero a medida que pasaron las horas logramos intercambiar correos y números telefónicos que servirán para seguir en contacto», anota el estudiante, quien quiere seguir una carrera de Ingeniería cuando vaya a la universidad.

Al igual que Hugo, Santiago indica que esta competencia fue una gran experiencia para medir conocimientos con estudiantes de otros países. Algunos de ellos ya se han graduado en el colegio.

De su entrenamiento recuerda que tuvo que perder horas de clases y luego recuperarlas con la ayuda de profesores y compañeros. «El sacrificio valió la pena; Ecuador suena en estos certámenes académicos internacionales», agrega.

Ambos coinciden en señalar que detrás de sus triunfos están algunos profesores, entre ellos señalan a Fernando Chapresto, Félix Preciado, Atilio Castano, Felipe Román. Ellos trabajan en el área de la Física y Matemáticas y siempre se han dedicado a preparar a los chicos, pero sobre todo a motivarlos para que obtengan buenos resultados.

Diario Expreso