Artículos

Diciembre. Ayer comenzamos el Adviento, y la mujer más feliz, alistándose para la venida del Niño Jesús, hace más de 2.000 años, fue María, su Madre.

Cómo se prepararía. Junto a José, repasarían las Escrituras; José construiría una cuna, la más hermosa. María, confeccionaría la ropa, la frazada, y los escarpines. Los dos ilusionados, esperando la venida del Hijo de Dios.

Y nosotros, ¿cómo lo estamos esperando? ¿Cómo estamos viviendo el Adviento? ¿Dejaremos que los días pasen, sin ofrecer algo al Niño Jesús?

No, este año será distinto. Comencemos con pequeños sacrificios que podemos brindarle, como si estuviéramos construyendo el camino que nos llevará a Belén. Cada uno de nosotros tendrá algo especial para regalarle. Obras de Misericordia; controlar los gastos desmedidos, en estas épocas de fiesta; mejorar el carácter; vivir la sobriedad en las comidas y en las bebidas; acercarnos más al Señor, por medio de la Oración.

El tiempo de espera se lo vive de diferentes maneras. ¿Cómo lo hará usted? Tome una pluma y un papel, y anote; o si prefiere, mueva las teclas de su computadora, para que grabe estos propósitos…. Adelante.

Saludos,

Departamento de Familia