Artículos

Aunque ya pasó más de medio año, la consigna deber ser: “Hoy comienzo”. Como si fuera el primer día del 2018.

¿Siente que no ha cumplido con los objetivos que se planteó cuando arrancaba el mes de enero? El compromiso que adquirió con su familia, o en su trabajo, ¿lo ha desempeñado a cabalidad? Esas palabras de aliento, que se propuso decir, a tantas personas, ¿logró expresarlas? Y esos propósitos de acercarse más a los sacramentos, ¿cómo quedaron?

No se desanime. Diga, con determinación: “Hoy comienzo”. Y hágalo, aunque le falten las fuerzas, y crea que no alcanzará la meta. Lo que realmente vale, al final del año, es el esfuerzo que haya puesto en cada una de las actividades que realizó.

Hay mucha gente que todavía espera,… de su decisión.

Saludos,                                                                                  

Departamento de Familia