Artículos

Se nos graduó la 19. Y estuvimos allí, viendo de cerca a estos chicos que tanto queremos. Que los vimos entrar al Colegio llorando -no a todos- porque se iba la mamá…, y ahora los despedimos con una inmensa alegría en su rostro, porque emprenderán un nuevo reto: ser profesionales.

Que emoción al ver que los padres de familia subieron al entarimado, antes de empezar el evento, y me hicieron sentir su cariño, que se lo veía sincero, con mensajes esperanzadores, y con palabras entrañables.  Se palpaba su sencillez y calor humano.

También se acercaron algunos alumnos y exalumnos. Eso me dio fuerza, para ser el Maestro de Ceremonia de la Graduación de la 19. Ahí estaban los que fueron mis preceptuados y aquellos que, sin serlo, visitaban mi oficina porque tenían algún problema familiar o alguna dificultad que siempre, se pudo solucionar.

Ver a todos después de la pandemia: altos, fuertes y hablando con mucha soltura y sabiduría. Sus padres y ellos muy elegantes, con una alegría contagiosa. Sus logros académicos, deportivos, culturales, siempre estarán grabados en los tantos y tantos premios que recibieron a lo largo de su vida en el Torremar.

¡Muchas felicitaciones! Y que el Señor, la Virgen y San Josemaría, los acompañen y bendigan siempre.

Saludos,

Departamento de Familia