Artículos

Dar lo mejor de sí mismo. San Josemaría decía: “… El estudio, la formación profesional que sea, es obligación grave entre nosotros”, en clara referencia a entregarse por entero a su principal obligación: coger los libros, cuadernos, apuntes, para prepararse bien y rendir en las diferentes pruebas que se toman para evaluar su esfuerzo académico.

Dentro de muy poco terminará el primer parcial, y debemos preguntarnos si nuestros hijos han puesto su máximo esfuerzo en cumplir sus responsabilidades, tanto en la clase –participando- como en su casa, haciendo deberes y leyendo los textos indicados por su profesor.

Las sumativas –que son una parte de la nota- comenzarán dentro de muy pocos días, y ya se están calificando las actuaciones individuales y grupales de los alumnos. ¿Los vemos trabajar en la casa? ¿Les preguntamos –para que sientan que sí nos preocupamos por ellos-, cómo han salido en las diferentes materias que se evalúan?

Nosotros como padres, y ellos como alumnos, tenemos un grado de responsabilidad con respecto a las notas finales. ¿Cómo ha influido usted, para que su hijo comience bien su año escolar? Es una pregunta que debería contestar rápidamente. Si duda, puede ser una señal de alejamiento de sus hijos.

Recién comienza el año lectivo. Búsquelos –si no lo ha hecho- y trate de preocuparse más por ellos.

Saludos,

Departamento de Familia