Artículos

No hay nada que anhele más, que verte feliz. Eres un chico a quien Dios ha dotado de muchas cualidades, y que seguro, tendrá planes importantes para ti. Nuestro destino es ser felices; para eso existimos. La felicidad está en amar y ser amado.

Para llegar a ser felices, hemos recibido un don especial, la libertad. A través de ella, podemos avanzar por la vida, escribiendo nuestra propia historia. Pero necesitas saber utilizarla.

Al principio, tuvimos que ayudarte, y tomar muchas decisiones por ti, hasta que poco a poco fuiste capaz de ir tomando las riendas de tu vida. Tomar buenas decisiones no es fácil, requiere ser prudente, y pensar en las consecuencias de tus actos. No quiere decir que no te equivocarás. Y de esos errores podrás aprender.

Recuerda, que no todo lo que se presenta como bueno, lo es. Las cosas fáciles nos resultan atractivas y nos invitan a huir del esfuerzo, y despreciar lo que verdaderamente vale en esta vida, y nos hace felices. No tengas miedo de defender tus ideas; muchos querrán convencerte y llevarte por caminos que te alejen de tu meta. Sé firme y fiel a tus principios.

Preocúpate por ser mejor, y así podrás servir mejor. Tus acciones te llevarán donde tú quieras llegar, pero es importante que creas en ti, y que eres capaz de cumplir tus sueños. Pero también sé valiente para aceptar las cosas que no son como tú quieres, las circunstancias dolorosas de la vida, las frustraciones y desilusiones.

Mira a los demás con los ojos de Dios, y aprende a recibir de cada uno lo que es capaz de dar. Sé buen amigo y demuestra con hechos el amor que sientes por ellos. Preocúpate por otros; no seas indiferente a las necesidades de los demás.

La verdadera libertad está en el cumplimiento fiel y alegre de la voluntad de Dios. Mientras más se asemejen tus planes a los planes del Señor, más libre serás. Que Jesús sea el centro de tu vida; que todo lo que hagas sea para su gloria, y seas un instrumento apto en sus manos, para acercar más almas hacia Él.

Quiero que sepas también que tu familia siempre estará a tu lado, porque te amamos y nos importas. Que pases por la vida dejando huellas, porque el amor que des aquí en la tierra, será la medida de tu felicidad en el cielo.

Con mucho amor,

Tus padres

Saludos,

Departamento de Familia