Artículos

José Miguel dio el discurso, representando a los alumnos de la Promoción XVIII. Les ponemos a consideración, algunas estrofas del mismo:

“… Hay un último logro, de los muchos que tiene la XVIII, que cabe mencionar. Ninguna promoción, antes de la nuestra, ha vivido y sobrevivido un año como este, con la pandemia”.

“… Gracias a ustedes hermanos que, aunque soy yo el que el día de hoy los representa, no me cabe duda que cada uno de ustedes merece estar en este lugar. Estoy eternamente agradecido a Dios por la oportunidad de haber podido recorrer este camino a su lado, y más que todo por cómo, todos, con nuestras diferentes aptitudes, logros, experiencias y hermandad, hemos dejado una marca imborrable en las vidas de los otros y en nuestro Colegio”.

“También, un reconocimiento especial a Benito que, en nuestro deseo de querer hacerlo parte de la Promoción, entregándole una chompa, se ve el aprecio que le teníamos cada uno de nosotros, gracias a su contagioso buen ánimo y esfuerzo. Y aunque no esté con nosotros el día de hoy, su recuerdo seguirá viviendo en cada uno de nuestros corazones”.

“Estoy seguro que nadie pensó que el último día del año pasado cuando salimos de la clase, iba a ser la última vez que salíamos de la clase para siempre. Pero aquí estamos más fuertes, más unidos y felices, y si pudimos sobreponernos a este año, queridos hermanos, podemos sobreponernos a todo. Aprecien las cosas pequeñas y los momentos especiales, aprecien la vida, yo los aprecio y aprecio estar aquí frente a ustedes. Viva Torremar, viva la XVIII”.

Nosotros también nos ponemos de pie, y nos despedimos de esta Promoción, que superó todas las grandes dificultades que se le presentaron. Nos queda sólo desearles éxitos en su Carrera profesional, y que el Señor, la Virgen, y San Josemaría, los bendigan siempre.

Saludos,

Departamento de Familia